ISO 9001/22000: el control de calidad

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Cada día el perfil del consumidor obliga a empresas y productores a mejorar sus sistemas de producción, que no es más que todos esos procesos que intervienen en la elaboración de un producto o servicio, las normas ISO 9001/22000 han generado los cimientos para establecer los mejores parámetros de planificación y estructuración en un plan de gestión de calidad y seguridad, siendo una de las certificaciones más importantes a nivel europeo y el ejemplo que siguen compañías en todo el mundo para tener los estándares deseados.

Más que unas normas, se tratan de una guía de orientación en donde se resaltan los factores clave para generar un bien con garantías y de alta calidad para el consumidor, teniendo en cuenta aspectos como la ejecución del proceso o el plan y la profesionalidad y competencia de los gestores. Cabe destacar que no se trata de un paso a paso, ya que cada empresa tiene sus propias necesidades y las normas se ajustan a ellas, por lo cual, el mayor reto es determinar la utilización de los recursos apropiados, como los humanos, infraestructura o ambiente de trabajo.

¿Cómo desarrollar un plan de control?

1.- Objeto: antes de iniciar a trazar estrategias y definir conceptos de la producción, hay que aclarar que la gestión de calidad no busca controlar un sistema, sino estudiar todas las actividades inmersas en el proceso de manufacturación y transformación de la materia prima para alcanzar un producto final acorde a las características deseadas, es decir, el objetivo no es el control, sino que el producto final cumpla con los requisitos.

2.- Fase de definición: es el momento en el cual se debe determinar todas las etapas que comprende el proceso de fabricación, desde la recepción del material hasta que el producto es colocado para la venta, es ventajoso usar gráficos y técnicas de pensamiento visual para tener una idea clara, simple y precisa, de las cantidades, utilización de recursos, aspectos legales, etc.

3.- Análisis de riesgos: si lo que se busca es dotar de los requisitos deseados al bien que se va a producir, es lógico que debemos tener presente qué puede salir mal, para ello realizamos un estudio detallado, para detectar los posibles riesgos que pueden ocurrir durante el proceso y cómo se puede corregir una situación así.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×