¿Cómo solicitar el ESTA para viajar a Estados Unidos?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Pocas sensaciones son tan gratificares como la de navegar por internet, y así, de la nada, decidir que te vas de viaje. Y es que la aventura siempre empieza en casa, cuando lees blogs de viajes o ves fotos de tus amigos pasándolo genial en otra parte del mundo y tú, mientras te lamentas, deseas estar en cualquier otra parte antes que en esa habitación.

Y en ese momento, de repente, ya lo tienes decidido: te vas de viaje. Buscas vuelos, pides unos días de vacaciones y te vas a por otra aventura. Todo muy bonito. Pero claro, si como yo, has decidido que este año toca viajar a Estados Unidos, la cosa cambia. Porque hay destinos y destinos. Y es que aunque me encantaría plantarme al día siguiente en pleno Manhattan, o recorrer el desierto mientras ves Las Vegas a lo lejos, o cruzar el río Misisipi para llegar a Nueva Orleans, sea el destino que sea, cuando uno se va a los Estados Unidos, lo que le toca es organizarlo con tiempo.

Así, si no quieres quedarte en el aeropuerto sin poder entrar al país, te recomiendo que leas los pasos a seguir para sacarte el ESTA, la forma más fácil y asequible para que los ciudadanos españoles podamos entrar a los Estados Unidos sin ningún tipo de problema.

¿Qué es el ESTA?

ESTA son las siglas en inglés de Electronic System for Travel Autorization. O, en otras palabras, una especie de visado electrónico incorporado a tu pasaporte. Antiguamente, cualquier persona de nacionalidad española que quisiera entrar en el país debía cumplir con el VWP o Programa de Exención de Visa rellenando el formulario verde (I-94W). Dicho formulario se rellenaba en el mismo barco o avión, pero a la larga daba muchos fallos, ya que no era posible verificar la situación del pasajero hasta que desembarcaba y llegaba al control de la aduana.

Lo que esto generaba era que muchas personas tuvieran que coger el viaje de vuelta a su país de origen por no conocer de antemano cuál era su situación como inmigrante. Por lo tanto, en numerosas ocasiones las pérdidas económicas eran bastante elevadas (hoteles, coche, vuelo…) y ello hacía que se generase una especie de “miedo” a viajar a los Estados Unidos.

Tanto fue así que el 12 de enero de 2009 se creó este sistema en línea, conocido como ESTA, y que cumpliría con la función de poder examinar con antelación a cualquier persona que desee viajar a los Estados Unidos, siempre y cuando pertenezca a uno de los 37 países que está dentro del programa Visa Waiver. Este nuevo sistema es mucho más rápido y nos permite conocer nuestro estado migratorio antes de llegar al control fronterizo.

Pese a todo, hay que tener en cuenta que el ESTA no es realmente una visa, sino una pre-autorización que permite abordar cualquier transporte con destino a los Estados Unidos. Por lo tanto, el hecho de que tu petición para expedir el ESTA haya sido aprobada no garantiza la entrada al país, y eso lo dejan bien claro cuando rellenas el formulario. El Electronic System for Travel Authorization cumple con la función de evitarte el pagar una visa, pero que tú entres o no al país siempre dependerá del guardia de fronteras en cuestión.

Otra cosa a tener en cuenta es el tiempo, aunque sacarse el ESTA sea un proceso rápido, no se tarda más de 15 minutos, se recomienda que inicies el proceso, como mínimo, con 72 horas de antelación. Por otro lado, si tu solicitud es rechazada, hay que solicitar una Visa B-1 de visitante o B-2 de turista, y estas visas necesitan de haber cumplido unos procesos burocráticos mucho mayores, incluyendo entrevistas en la embajada y el papeleo más diverso.

Si Estados Unidos es tu país de destino en unas vacaciones, eso significa que debes invertir mucho más tiempo en tu viaje antes siquiera de que pongas un pie dentro de sus fronteras. Por eso, organizar bien el viaje es más que recomendable.

¿Cómo se solicita el ESTA?

Lo primero, cosa lógica, es acudir a la página del ESTA en internet. Allí, los pasos a seguir son claros y la web está perfectamente diseñada para el proceso de hacerse con la exención del visado. Luego de clicar en el botón verde de “SOLICITUD ESTA”, la página se dirigirá a una nueva explicación sobre los fundamentos básicos del programa, en la que tendrás que clicar nuevamente en el botón verde.

A partir de ahí, ya podrás introducir tus datos personales y contestar a las preguntas requeridas por la web, completar cada campo requerido en la solicitud y, en muy poco tiempo (cuestión de minutos), podrás ya tener tu autorización para viajar hasta los Estados Unidos sin ningún tipo de problema. Pero recuerda, que te dejen cruzar la frontera una vez llegues allí aún no está asegurado.

¿Cuánto cuesta sacarse el ESTA?

Sacarse la ESTA es bastante barato y asequible se mire por donde se mire, ya que tan sólo cuesta 14 dólares norteamericanos, en comparación con los 160 que cuesta la expedición de un visado de turista, sin tener en cuenta todos los gastos asociados de viajar hasta la embajada, papeleos varios y demás. A este respecto, la tramitación de la ESTA solo requiere de un ordenador con internet, por lo que la diferencia es aún mayor.

La página web acepta tarjetas como Visa, MasterCard, Amex y Discover (Diners Club y JCB). Eso sí, hay que prestar atención a utilizar la página web oficial del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos para evitar la tramitación a través de terceros que cobren extra por el servicio. Además, de esa forma nos aseguramos que el trámite sea del todo legal, que nunca se sabe.

¿Qué hacer si tu solicitud de la ESTA es rechazada?

Si el gobierno norteamericano decide no aprobar tu solicitud, lo mejor que puedes hacer es solicitar una Visa B-1 de visitante o B-2 de turista, ya que la puerta del programa de exención está definitivamente cerrada, no merece la pena volver a intentarlo. Por eso, siempre está es buena idea realizar la petición de la ESTA con tiempo, ya que, si te es denegada, tendrás que invertir unos cuantos días en tramitar tu visado B-1 o B-2.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×